FAIL (the browser should render some flash content, not this).

Es muy común cuando se invita a una junta o reunión escuchar expresiones como: “no se para que hacemos juntas nunca llegamos a nada”, “¿reunión? me quita mucho tiempo y nunca termina cuando se dice”, “invítenme cuando sea realmente necesario, ahora estoy muy ocupado”… entre otras expresiones más.

A la mayoría de nosotros nos sobran razones para hacer juntas, y generalmente se nos olvida que una junta es una metodología generalmente usada para la administración de proyectos, aunque sabemos que también nos sirve para informar, coordinar tareas críticas, integrar equipos, entre otras cosas, pero, realmente ¿cuándo se debe hacer una junta?. Una junta o reunión se hace, solo cuando es la mejor forma de lograr el objetivo, y la mayoría de las veces ese objetivo no está claro, y si lo está, la junta en sí no va hacia él.

También es una realidad que nadie nos ha enseñado cómo se hace una junta. Si usted debe dirigir una junta o reunión, tome en consideración los siguientes puntos:

  • - ¿Qué quiero lograr con esta junta?, ¿Qué quiero lograr después de la junta?, ¿Es suficientemente importante para que otras personas le dediquen tiempo a esto?.
  • - ¿Qué personas deben participar para que se logre el objetivo?, ¿Cuál será el rol de cada uno de ellos en la junta?.
  • - ¿Cuánto tiempo es estrictamente necesario para esto?, ¿Cuál será el programa?.
  • - Junto a la invitación entregue material importante para no perder tiempo y los invitados vayan a la junta con un criterio previo.
  • - Haga que todos lleven su agenda, hay que concretar en el momento.
  • - Apéguese al programa de la reunión.
  • - Fomente y escuche las ideas y comentarios, y déle el valor que merecen.
  • - Llegue a acuerdos y haga un cierre concreto.
  • - Evalúe su junta.

Mejore su reputación y haga que la gente quiera ir a sus juntas.

Dubraska Raga
E-mail: dubraska.raga@dubraskayasesores.com